(Adolfo R. Gorosito, 2019. Contactos: [email protected])- Hoy deseo compartir con ustedes un tema que apasiona a quienes amamos nuestro suelo y soñamos con su subsistencia. Así es que transcribo literalmente este informe de actualidad:

“(www.perfil.com) En el debate sobre el cambio climático, los principales contaminadores, como las centrales eléctricas, los camiones y los automóviles, reciben la mayor atención de los políticos. Un nuevo estudio sugiere que se podría necesitar una perspectiva más amplia. Dos sectores que a menudo se pasan por alto registraron los mayores aumentos en contaminación por dióxido de carbono en EE.UU. en 2018. Las emisiones generadas por la fabricación industrial aumentaron un 5,7 por ciento, según la firma de investigación Rhodium Group. Los edificios comerciales y residenciales generaron un 10% más de emisiones. Esos incrementos lideraron el aumento de la contaminación general del 3,4%, el segundo mayor aumento interanual de los últimos 20 años. El transporte, que sigue siendo la mayor fuente de dióxido de carbono de la economía estadounidense, aumentó alrededor del 1%. El aumento de la contaminación de los edificios pone de relieve un problema particular para los responsables de política: está estrechamente relacionado con el clima. Si bien los reguladores pueden elevar los estándares de eficiencia y cambiar los códigos de construcción para nuevas construcciones, es difícil controlar el uso de energía en los hogares y oficinas existentes. La producción manufacturera aumentó en 2018, impulsada por una economía sólida. Pero las buenas noticias para las fábricas pueden ser un dolor de cabeza para los que apuestan por la reducción de emisiones de carbono. “El sector industrial es ignorado casi por completo por los políticos dedicados al clima. Estos “sectores olvidados” representan alrededor de una tercera parte del dióxido de carbono de Estados Unidos.”.